GRANDMA´S REVITALIZER

Hi, hola, jambo.

Jambo: hola en swahili.

Swahili: lengua oficial en varios países africanos como Kenia, Tanzania, Ruanda, Uganda, Kongo… Entre 120 y 150 millones de personas la utilizan. Hay intentos de que sea la lingua franca de África.

Opinión personal: la lengua es la primera frontera entre los pueblos. Más excluyente que otras consideraciones habitualmente más reconocibles, como el color de la piel o la religión. Pero esto, para otro día.

Recomencemos:

No hay que ser muy sagaz para darse cuenta de que la sociedad está cambiando. Raro sería que no ocurriera habida cuenta de que no ha habido un solo periodo histórico que se haya perpetuado en el tiempo. Y por la cuenta que nos trae, de lo contrario estaríamos todavía colgando de los árboles y despiojándonos en grupo.

El proceso civilatorio es un organismo mutante. Se adapta a los cambios y viceversa, los cambios reconfiguran ese proceso hacia episodios que no siempre suponen una mejora. La historia del hombre, ese mono sin pelo que ya no se comunica, únicamente, por gruñidos, está bien sembrada de retrocesos hacia la caverna precedidos de épocas más doradas.

El ser humano, con esta puñeta de resetearse a cero en cada nuevo hijo que viene al mundo, tiene la fea costumbre de precisar un largo periodo de aprendizaje para alcanzar el mismo nivel intelectual que sus progenitores. Unos veinte años, más o menos, se invierten en tal empresa. Eso es mucha energía para volver al mismo punto de partida, la verdad.

A pesar de todos los saltos adelante, guantazos, retrocesos al abismo y lentos renacimientos, el proceso civilatorio que menciono sigue su curso. Con la llegada de la tecnología, cada vez más rápido. Entendiendo tecnología desde la primera piedra con la que un homo aún no erectus rompió la cáscara de un fruto para comérselo; o el fémur de su vecino para succionar la nutritiva médula. El hambre es una cosa; el hombre otra. Y Ecce Homo, una bien distinta.

 

 

En cualquier caso, la tecnología y el conocimiento se retroalimentan. De una forma y con una velocidad hasta ahora no igualadas. A su vez, la tecnología engendra nueva tecnología, y la espiral de desarrollo se acelera en episodios cada vez más cortos.

Hay estudiosos que afirman que la generación del baby boom, aquel que no esté ya bajo tierra hoy peina canas o similares, se entiende mejor con sus tatarabuelos que con la generación milenial. Es probable que esto se deba también a la irrupción de nuevos engendros tecnológicos que nos hacen la vida más fácil. Y difícil.

Pero quiero ir por otra vía, la anterior ya se exploró ligeramente en un par de entradas anteriores y no vamos a insistir en ello.

Para leer más sobre esto:

ALGO DE LO QUE TE PERDISTE POR MIRARTE EN INSTAGRAM I

ALGO DE LO QUE TE PERDISTE POR MIRARTE EN INSTAGRAM II

Esta tecnología y el nuevo conocimiento han estirado eso que llaman esperanza de vida, no sé si como una broma pesada del primer mundo para los desesperanzados, hacia una cifra que se acerca a los cien años en muchos casos. Ya no es raro tener algún familiar, o amigo de, con noventa años a sus espaldas.

 

 

Aunque es justo reconocer que no todo el mérito se debe al nuevo hombre. La tecnología y el conocimiento nos han enseñado el camino para eludir enfermedades, alejándonos de la superstición y el misticismo, simplemente transitando por la higiene personal y ambiental. La gente ya no se mata trabajando, al menos no tanto y en sentido tan literal, como antes. Y las estremecedoras cifras de mortalidad infantil de antaño hoy no tienen parangón en estos mundos que llaman desarrollados. Civilizados. El progreso, en este sentido, sí ha hecho honor a su nombre. ¿O no?

En realidad, el mono estirado sin pelo y limpio que es hoy el hombre, y la mona, no ha prolongado su periplo existencial por sí mismo: únicamente ha permitido que el potencial que ya estaba escrito en la herencia genética del individuo y de su especie, se exprese. Algo similar a plantar dos árboles al mismo tiempo, pero a uno darle buen sustrato y suficiente agua mientras que al otro se la racaneamos desde el primer día. El primer ejemplar se desarrollará plenamente, todo lo que su potencial heredado como especie le permita. El segundo, raquitizado ya el primer año, jamás alcanzará a su hermano. Aunque su potencial genético era idéntico.

A las personas, no confundir persona con humano, les ocurre lo mismo.

PRIMER HOMINIDO
HOMO HABILIS fue el primer homínido que emigró de África

 

Así las cosas, este mundo civilizado está moldeando el panorama hacia una nueva sociedad. Eso que llaman envejecida. La pirámide poblacional se invierte paulatina e inexorablemente. Las necesidades cambian, las nuevas demandas son difícilmente atendidas. La economía y la política, no saben cómo enfrentarse al nuevo paradigma: una gran masa social que, salvo la vida -detalles-, tiene ya poco que perder. Así que lucha por sus derechos, cada vez con más energía pues están mejor conservados que sus padres y abuelos, y con más rabia. De esa rabia que saca del letargo a las personas, no confundir con la ira, y mucho más útil que la desesperación.

 

 

Por fortuna estos viejos, palabra de significado transitorio, ya no son solo un cuerpo de ignorantes resignados al cuidado de los nietos o el aburrimiento. Hoy están más vigorosos, mejor informados, alimentados, inquietos y con hambre de seguir aprendiendo. Que las generaciones jóvenes se empeñen en arrinconarlos como despojos no manifiesta sino la incapacidad de todos por reutilizar esa enorme experiencia en tareas útiles y provechosas, no solo para ellos mismos, sino para el conjunto de la sociedad. El beneficio sería mutuo.

Una prueba de esto son las universidades. Hace pocos años que se abrieron las primeras aulas de lo que absurdamente llaman Universidad de mayoresY que en muchos casos no tiene más pretensión que la de ocupar, no sé si otra vez aparcar, a esos mayores. A pesar de ello, todas las plazas se cubren.

Pero no es suficiente: esos adultos con inquietudes quieren más porque cada vez son más. Un destino útil para dotar de contenido a ese nuevo tiempo de ocio podrían ser las universidades de verdad. Con aulas preparadas, orientadas, pensadas, para gente que aceptaría muchas cosas salvo la de convertirse o ser entendido como un adolescente. Y el profesorado, el temario, los horarios, se tendrán que reajustar a esta oferta de mentes con afán de seguir aprendiendo; pero no en aularios-cementerio, sino en centros vivos, dinámicos, exigentes y útiles. Pues los mayores, menos que nadie, están para perder el tiempo.

permite-estudios-diferente
Mayores en la universidad

 

Hoy son muchos los prejubilados con cincuenta años. Y quien más quien menos tiene ya un bagaje que con los nuevos conocimientos que aporta el estudio, podrían reconvertir su vida laboral hacia nuevas actividades. Al fin y al cabo, si la salud acompaña, quién quiere jubilarse para verse desaparecer. Pues la jubilación real tiene poco que ver con el júbilo perpetuo y mucho con la soledad. Claro que, hay quien inteligentemente ya ha pensado en ello y ofrece segundas oportunidades. Es un comienzo.

Así las cosas, preveo un nuevo tiempo, este sí que será nuevo, donde la sociedad de viejóvenes será mayoritaria. Donde las tareas intelectuales pueden ser desempeñadas por personas a las que les desagrada hacer estúpidos ejercicios para la memoria cuando podrían resolver esos mismos crucigramas en asuntos más exigentes y serios. Una población envejecida será, por razones obvias, más serena, pacífica, intelectualizada, sabia. Probablemente, menos aficionada a las novedades efímeras, escarmentada de encantadores de serpientes con regusto por el gatillo fácil y el bombardeo rápido, huidiza de acciones impulsivas con imprevisibles consecuencias. Que ha aprendido a discernir lo importante de lo vacuo.

¿Y qué hay de la mano de obra fuerte y resistente? ¿Qué hay de las tareas físicas? ¿Qué se hace cuando a la inspiración le viene bien un poco de perspiración? Si esta pirámide está invirtiéndose, ¿quién las va a desempeñar?

Tampoco hace falta ser muy listo para darse cuenta de que, lo que Europa va a necesitar para cubrir esta demanda, es justo lo que no quiere:

Negros.

En el estricto sentido estético. Negros, sí. Esos mismos negros que, por proximidad continental, han puesto sus esperanzas en el viejo, nunca mejor y peor dicho, continente. Al fin y al cabo, aquellos primeros homos antepasados nuestros que aún no habían inventado el taparrabos, abandonaron áfrica hace 45.000 años para ir destiñéndose al tiempo que se pelaban de frío. E inventaron el taparrabos.

Hubo un tiempo en que a Europa llegaron los primeros negros velludos para quedarse, dando un pequeño rodeo por Asia lo que ha devenido en una mayor población. Por lo que si nos ponemos rigurosos, al igual que en los EE.UU. de hoy, todos somos emigrantes. Solo cambia la fecha del billete. No es tontería: el 47% de la población europea comparte el mismo ADN mitocondrial que un clan que abandonó África hace 20.000 años. El racista no es más que un necio que insulta a sus tatarabuelos.

ADN MITOCONDRIAL
El ADN mitocondrial solo lo transmite la madre

 

Preveo, por tanto -hoy me siento visionario-, que el futuro de Europa será mestizo. No más que un justo reencuentro con nuestros orígenes.

Por si acaso, yo ya me he comprado un diccionario de swahili. No quisiera que diciendo Hola, jambo, fuera entendido como un adiós.

 

( Postdatiña.

Si escribes en St.. Google << Grandma´s Revitalizer >>, te sale una crema. Uhmm… A veces, el sueño de la eterna juventud produce monstruos: )

 

Si te surge alguna duda, comparte.

 

CHRISTOPHE CARO ALCALDE

 

#lassietehijasdeeva #emigrantes #migraciones #europa #viejovenes #universidaddemayores #ligaraloscincuenta

 

 

 

 

 

 

 

Autor: Christophe Caro Alcalde

Painter, writer, photographer, builder, poet, novelist...

Un comentario en “GRANDMA´S REVITALIZER”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s